Test de ignorancia

ignorancia

Por Adrián Paenza 

¿Cuánto le interesa “medir” su grado de conocimiento (o ignorancia) sobre un determinado tema? ¿Le interesa “evaluarse”? Antes de avanzar: estoy seguro de que si el “test” se hiciera en un lugar público, en donde hay varias personas escuchando sus respuestas, su inclinación a participar en cualquier evento que la/lo exponga falible disminuiría fuertemente. Más aún: es lo que nos sucedería a todos. Pero en este caso, como intuyo que usted está leyendo en soledad, usted no será evaluado por otros, sino que estará evaluándose a sí misma (o mismo).

Por otro lado, no se espera que uno sepa “de todo y sobre todo”. Es tanto lo que ignoramos que cualquier resultado que aparezca al finalizar este relevamiento no la/lo dejará en mala posición… ni aun ante usted misma/mismo. Se trata de evaluar cuál es su grado de información sobre temas que tienen que ver con el mundo que la/lo/nos rodea. Acá va la historia.

El primer día de diciembre del año 2013 (hace poco más de un mes), la BBC de Londres, en su página web en castellano, ofreció la encuesta que sigue, que fue generada por el científico sueco –dedicado, entre otras actividades, a la estadística– Hans Rosling. Lo que Rosling se propuso es mostrar qué poco sabemos sobre cómo está compuesta la población mundial.

Para confirmarlo, creó un grupo de nueve preguntas. Ante cada pregunta usted verá tres posibles respuestas (una suerte de “multiple choice”). Usted tendrá que elegir cuál de las tres le parece la correcta (siempre hay sólo una que es correcta) e ir anotando sus respuestas.

Rosling tituló su encuesta “Test de Ignorancia” y la sometió a prueba de grupos de ciudadanos suecos y británicos. Los resultados indicaron que sabían “del mundo que los rodea menos que los chimpancés”, y escribió: “Si yo escribiera las opciones en unas bananas y les dijera a los chimpancés del zoológico que me dieran las respuestas, ellos escogerían bananas al azar. A los británicos y suecos les fue peor que eso.”

Parece un poco cruel, pero intuyo –conociéndolo a Rosling– que fue sólo una manera simpática de decirnos (a todos): “Vea, actualícese en lo que piensa del mundo, porque lo que usted cree que pasa, ¡no pasa… o, en todo caso, no pasa más! Tiene usted una percepción equivocada del mundo que lo rodea”.

Rosling señala que mucha gente no es consciente de los enormes avances que la mayoría de los países han hecho en las últimas décadas y opina que llegó la hora de poner los pies en la tierra.

Ahora le toca a usted. Acá va el test.

Pregunta 1

En 1950 había menos de mil millones de niños (edades entre 0-14) en el mundo. Para el año 2000, había casi 2000 millones. ¿Cuánto piensan los expertos de la ONU que habrá en 2100?

a) 2000 millones

b) 3000 millones

c) casi 4000 millones

Pregunta 2

¿Cuál de estos mapas muestra mejor la distribución de los 7000 millones de personas que hay en el mundo entre América, Europa, Africa y Asia? Cada figura representa mil millones de personas.

a) A

b) B

c) C

Pregunta 3

¿Cuál es el promedio de expectativa de vida al nacer en el mundo en la actualidad?

a) 50 años

b) 60 años

c) 70 años

Pregunta 4

¿Cuál es la tasa de alfabetización de los adultos en el mundo en la actualidad?

a) 80%

b) 60%

c) 40%

Pregunta 5

¿Cuál gráfico muestra la distribución de ingresos en el mundo en la actualidad, medida en dólares ganados al día?

Pregunta 6

En el mundo de hoy, los hombres de entre 25 y 34 años han asistido a la escuela un total de ocho años. Y las mujeres del mismo grupo: ¿cuánto tiempo?

a) Tres años

b) Cinco años

c) Siete años

Pregunta 7

En los últimos 20 años, ¿cómo ha cambiado la proporción de la población mundial que vive en extrema pobreza?

a) Se disminuyó a casi la mitad

b) Siguió igual

c) Casi se dobló

Pregunta 8

Aproximadamente, ¿cuánta energía viene directamente de paneles solares y turbinas de viento?

a) 1%

b) 5%

c) 10%

Pregunta 9

En 1965, las mujeres en el mundo tenían en promedio cinco bebés. ¿Cuántos tienen en promedio en la actualidad?

a) 4,5

b) 3,5

c) 2,5

Ahora, las respuestas, y para el final, una reflexión.

Respuesta 1:

Es 2000 millones, casi igual que en el año 2000. Hemos llegado a lo que Hans Rosling llama la Era del Niño Tope.

Respuesta 2:

Es el mapa B. América, Africa y Europa tienen una población de cerca de 1000 millones cada uno, mientras que la población de Asia es cerca de 4000 millones.

Respuesta 3:

Es 70 años. Ha habido un aumento de 10 años en la expectativa de vida en las últimas cinco décadas, gracias a los grandes avances en el área de la salud.

Respuesta 4:

Alrededor del 80 por ciento de los adultos en el mundo hoy pueden leer y escribir.

Respuesta 5:

Es B: en el pasado nuestro mundo estaba claramente dividido en dos grupos (dice Rosling) –ricos y pobres–, que correspondían a lo que se llamaban países “desarrollados” y “en vías de desarrollo” (parecido al gráfico C). Pero hoy en día es distinto. En lo que se refiere a ingresos, tenemos una curva de distribución continua y la mayoría de la gente vive en el medio.

Respuesta 6:

Siete años. Ha habido una enorme mejora en el acceso de la mujer a la educación. Rosling dice: es trágico cuando las niñas no pueden ir al colegio debido a tabúes culturales, pero la cantidad de afectadas está disminuyendo.

Respuesta 7:

La pobreza extrema se redujo a casi la mitad en las últimas dos décadas. Es una de las grandes historias de éxito de nuestra era. Mil millones de personas todavía viven en condiciones de extrema pobreza, pero 6000 millones no (lo que quiere decir que ganan más de 1,25 dólares por día)

Respuesta 8:

Alrededor de 1 por ciento (o entre 1 por ciento y 2 por ciento) de la energía del mundo es eólica y solar. El hecho es que cerca de 80 por ciento de la energía que usa el mundo todavía viene de los combustibles fósiles y la mayor parte del resto, de plantas nucleares o hidroeléctricas.

Respuesta 9:

2,5 bebés. Uno de los grandes cambios en el mundo en los últimos 50 años es la disminución en la tasa de fecundidad promedio, de 5 a 2,5, y sigue cayendo.

Ahora, confronte el número de respuestas correctas con esta tabla que provee Rosling.

De 0 a 2: errar es humano.

De 3 a 5: mediocre, o al nivel de un chimpancé.

De 6 a 9: gran simio.

Reflexión final

Los datos que respaldan las estadísticas que presenta Hans Rosling son de fácil acceso, pero a mí me cuesta trabajo mirar al mundo en esa forma. Es decir: entiendo que la tendencia a nivel mundial muestra mejoras indiscutibles, pero no tengo mejor ejemplo que el siguiente: cuando leo que un ministro de Salud dice que quiere reducir la tasa de mortalidad infantil y –supongamos– que lo logra: si todavía se muere un solo niño por causas que pudieron evitarse, la tristeza de ese grupo familiar es irreparable. Es por eso que mirar las estadísticas en forma global adolece de un problema muy serio: se devora el caso individual, el caso personal, el caso que “toca”.

Sé que lo que escribo no resiste un análisis serio, pero no puedo evitarlo. Los números serán correctos y genuinamente creo en Rosling y, sobre todo, conozco sus intenciones y los datos que provee, pero mientras tanto, cuando uno lee que el 80 por ciento de la población mundial está por encima del nivel de pobreza extrema porque gana más de más de un dólar y cuarto por día, me cuestiono dos cosas: a) ¿cuánto ganan por día las personas que dicen que con un dolar y cuarto diario un individuo puede considerarse por encima de cualquier línea de pobreza? ¿En serio lo dicen?; b) aunque el 80 por ciento esté por encima de cualquier línea, ¿cómo es posible que haya más de mil millones de personas que no? Una vez más, las estadísticas pueden ser impecables, pero estamos hablando de personas… personas… no números.

Para el final. Olvídese de mi último párrafo y hagamos todo lo posible para que esta tendencia que marca Rosling se optimice cuanto antes y que al igualarnos para arriba quedemos todos por encima de todos los indicadores en salud, mortalidad, educación, acceso a agua potable, fuentes de energía y discriminación por sexo. En todo caso, sería bueno llegar al momento en el que las respuestas a todas las preguntas que figuran más arriba tengan respuestas obvias… o incluso mejor: que no tengan sentido las preguntas.

* Hans Rosling nació en Uppsala, Suecia, en 1948. Es doctor en medicina y matemático (dedicado a la estadística). Enseña en el Instituto Karolinska, cerca de Estocolmo. Además es fundador y director de la Fundación Gapminder.

Anuncios

Un comentario en “Test de ignorancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s