Remedios caseros y naturales para varias dolencias, recetas de la abuela

Picaduras de abejas  para la artrosis y el cáncer

Muchos chinos se someten a dolorosas sesiones de picaduras de abejas en la creencia de que curan o previenen enfermedades como la artrosis o el cáncer, pero los especialistas occidentales lo niegan.

Wang Menglin, acupuntor que ha hecho de las abejas una especialidad, ha sometido en su clínica pequinesa a más de 27.000 pacientes a esta terapia en la que cada sesión puede implicar docenas de dolorosas picaduras.

“Agarramos la abeja entre los dedos, la apretamos contra un punto del cuerpo y le presionamos la cabeza hasta que saca el aguijón”, explica Wang en su consultorio situado en las afueras de la capital china.

Las abejas que utiliza, que mueren después de haber picado al paciente, pertenecen a una variedad importada de Italia, explica.

Además de las técnicas de desensibilización para prevenir reacciones alérgicas a las propias picaduras, no existe ninguna prueba médica formal sobre la eficacia del veneno de estos insectos.

Para Wang Menglin, se trata de un método tradicional con efectos bien reales. “Hemos tratado pacientes con enfermedades que van de la artritis al cáncer con resultados positivos”, asegura.

Las picaduras de abeja sirven, según él, para curar la “mayoría de las enfermedades comunes que afectan a los miembros inferiores” del cuerpo, aunque también a título preventivo.

El portal científico estadounidense sciencebasedmedicine.org no duda en calificar de ”charlatanismo” este tratamiento que se presenta como una panacea, recordando que “ninguna demostración científica justifica el uso” de la “apiterapia”.

Pero los pacientes de Wang Menglin creen a pies juntillas en el tratamiento.

Uno de ellos asegura que los médicos le habían diagnosticado un cáncer de pulmón y un tumor cerebral y le habían dado un año de vida, pero su esperanza de vida se duplicó gracias a lasabejas.

“Desde el año pasado hasta ahora, creo que (mi cuerpo) ha mejorado considerablemente”, declaró a la AFP.

Los expertos de la American Cancer Society, una organización especializada en la lucha contra el cáncer, son meridianos: “No existe ningún estudio clínico sobre humanos que muestre eficacia alguna del veneno de las abejas o de otros productos de la colmena para curar o prevenir el cáncer”, asegura.

“Confiar en este único tipo de tratamiento y evitar o atrasar cuidados médicos convencionales puede tener consecuencias muy serias para la salud”, advierte un artículo en la página web de la institución.

Según el mismo portal, hay referencias coránicas a las propiedades medicinales de las secreciones de abeja y hasta el propio emperador Carlomagno (742-814) se habría beneficiado de curasde picaduras.

En los países occidentales también se ha usado el veneno de la abeja para los pacientes que sufren esclerosis en placas, una enfermedad neurológica crónica que ataca al sistema nervioso central.

Pero la National Multiple Sclerosis Society, una organización estadounidense que ayuda a las personas que sufren esta enfermedad, advierte de que “pese a viejas afirmaciones sobre los beneficios del veneno de abeja, un estudio de 24 semanas no ha mostrado ninguna regresión de la enfermedad, de la parálisis o del cansancio (de los pacientes) ni ninguna mejora del bienestar”.

Abejas milagrosas

El veneno de abeja es uno de los numerosos productos de origen animal o vegetal utilizados en la medicina china tradicional, que está acusada de incrementar la presión sobre especies amenazadas.

La medicina tradicional es una parte importante del sistema sanitario del país. Muchos pacientes no pueden pagarse medicamentos convencionales.

Disponible en la mayoría de los hospitales y la favorita de las personas de edad, la medicina tradicional constituye en sí una verdadera industria, que sigue siendo objeto de inversiones importantes y cuenta con el apoyo del gobierno central.

Un sector lucrativo para las empresas especializadas y los practicantes. En 2012, el sector movió 516.000 millones de yuanes (63.000 millones de euros), un 31% del total de la producción médica en el país, según la oficina nacional de estadísticas.

Remedios caseros en orden alfabético  
 
Amígdalas, inflamación e irritación en garganta: Hacer gárgaras de zumo crudo de matarratón con sal cada 2 o 3 horas. Limón con miel. Introducir dedos índices en agua tibia 10 minutos cada 2 horas. Evitar bebidas heladas y gritar.
Amenorrea: Cuando no viene la menstruación, generalmente se debe a anemia. Tomar jugo crudo de remolacha con limón durante 90 días, en ayunas. Las sopas de plátano o guineo verde al que se le hacen unas cortadas en las cáscara, es magnífico para la anemia. Hígado fresco licuado con mora o naranja, colar y tomar 2 veces al día por un mes.
Anemia: 1. Hígado crudo y fresco licuado con mora o naranja. Colar y tomar 2 veces al día hasta curarse. 2. Jugo de remolacha cruda licuada con naranja en ayunas.
Artritis: 1. Una copa de zumo crudo de papa rayada y una copa de zumo de limón. Tomar 3 veces al día después de los alimentos. 2. Frotarse cebolla de cabeza roja en la parte adolorida o inflamada. 3. Si la articulación está caliente, aplicarse barro húmedo en las noches. Evitar carnes rojas, sopas de carnes rojas, cerdo, legumbres y calentados.
Artritis por frío: Cataplasma de linaza bien tibio.
Bilis, exceso (Vómitos biliares, color amarillo en los ojos y piel): Tomar agua hervida de raíz de bleo y hojas y tallos de tomate.
Cabeza, dolor crónico: Tomar el jugo puro de 5 limones en ayunas, durante 45 días. Cataplasma de barro helado en la frente y en el vientre.
Otro remedio: Bañarse la cabeza después del baño en la mañana, con el zumo frío crudo de hojas de limón por 40 días. En la noche aplicarse barro en la frente y en el vientre por 90 días.
Cabeza, golpes: Frotar cebolla de cabeza en la región del golpe hasta bajar la hinchazón. Tomar ¼ (un cuarto de vaso) de aceite de oliva para evitar la congestión del cerebro. Si es niño, darle una cucharada.
Calambres: Hágase una cruz con saliva o úntese alcohol alcanforado.
Cálculos en el hígado, vejiga y riñones; para expulsarlos: En medio vaso de aceite de oliva, licuar una rebanada de piña verde, tomar en ayunas una vez cada 6 meses. Tomar una cucharada de aceite de oliva y el zumo de 2 o 3 limones cada 3 horas. Es necesario que se evite comer queso, huevos y tomar leche ya que por su alto contenido de calcio, ayudan a la formación de cálculos en quienes los sufren.
Callos y clavos: Colocarse panela rayada con ajo machacado por 7 días, cubrir con un esparadrapo. Al séptimo día introducir el pie en agua tibia y quitar el esparadrapo.
Cataratas: Aplicar una gota de COLIRIO DE LLANTÉN 3 veces al día. Usar hasta curar, si expulsa suciedad es por la limpieza.
preparación del colirio: Frasco de vidrio transparente con tapa. Coger 15 o 20 hojas de llantén frescas, lavarlas y secarlas. Introducirlas en el frasco unidas por un hilo para que no caigan en el fondo del frasco. Colocar al sol. El líquido que resulte se envasa en un frasco gotero.
Catarros constantes: A un litro de vino blanco echarle 5 cucharadas de azufre. Tomar 3 cucharadas diarias.
Ceguera nocturna: Tomar 3 vasos diarios de jugo crudo de zanahoria.
Colesterol: Echar una botella pipona de aguardiente, 12 cabezas de ajo, 6 cebollas cabeza blanca, 40 limones. Revolver y dejarlos 40 días en maceración. Tomar una copa diaria en ayunas hasta curar. Hervir en un litro de agua una cucharada de semilla de aguacate rayada, agregar toronjil, pajarito o muérdago y berenjena. Endulzar con panela o miel, tomar un pocillo cada 3 horas. Evitar: Grasas animales, yema de huevo, licores, hígado, aves, fritos y calentados. Aplicar barro húmedo en el vientre.
Cólicos: Agua tibia de manzanilla, agua tibia de col, agua tibia de arena hervida.
Cólicos estomacales: Tomar un pocillo de agua hervida de arena limpia.
Conjuntivitis: Tibiar hoja de lengua de suegra y aplicar una gota tibiecita en cada ojo, una sola vez.
Bocio: Aplíquese sobre el coto una plaquita de plomo y déjese allí por 90 días. Aplicar sal mezclada con saliva en menguante. Comer rábano.
Diarrea: Mezclar ceniza con agua; se deja reposar un rato; se revuelve de nuevo y se da a tomar al enfermo. Una yema de huevo, batirla con 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva. Tomar.
Dedo, golpe: Tomar un huevo crudo, hacerle un agujero e introducir el dedo golpeado. Rallar cebolla de cabeza y aplicarse. Forrar con barro húmedo.
Descenso vaginal: Baños de asiento con agua fría. Hervir 7 hojas de guayabo rojo en un litro de agua. Tomar 3 tazas diarias hasta curar.
Diabetes: Hervir corteza de marañón, corteza de tamarindo, eucalipto, hojas de nogal, balsamina y una cucharada de semillas de aguacate. Tomar una taza cada 3 horas. Cataplasma de barro en el vientre. Evitar el dulce y la ira.
Diarrea con sangre (por amebas): Hervir 9 guayabas biches, 9 limones biches y 3 raíces de escudilla. Tomar esto hasta curar. También es aconsejable tomar agua hervida de balsamina en ayunas por 3 días.
Dientes, malestar por aparición de primeros: Frotar las encías con miel de abejas, 3 ó 5 veces en el día.
Disentería (diarrea con sangre): Cuando es con fiebre, se machaca el limoncillo y al zumo se le agregan 5 gotas de limón y se toman. Si es de frío se hierve el limoncillo, después se le echan las 5 gotas de limón y se toma.
Encías, hinchazón en las: Hervir cogollos de mango, hacer gárgaras con esa agua tibiecita con un poco de sal, cada 2 ó 3 horas, hasta sanar.
Esterilidad: Para aumentar la fertilidad se puede comer carne de curí, si es posible también se puede tomar jugo de remolacha crudo todos los días en ayunas con miel de abejas. La vitamina E es aconsejable también.
Estómago, acidez en el: Tomar el jugo de 3 limones en medio vaso de agua, 15 minutos después de las comidas. Recuerde que el Ph. del limón es neutro para las mucosas estomacales. También es recomendable tomar una copa de zumo crudo de papa.
Espina de pescado: Hacer gárgaras y tomar jugo puro de limón. El limón disuelve la espina.
Fiebre: Colocar cataplasma de papa cruda rayada, en el estómago, cambiar cada vez que se seque hasta que desaparezca la fiebre. Cataplasma de cebolla en rama machacada, en las plantas de los pies. Acostarse en hojas de matarratón, cambiar al secarse. Si hay calor en la cabeza aplíquese papa rayada. Los cataplasmas de barro también son magníficas. Tomar bastante líquido, preferiblemente limonada, comidas livianas. Licuar cebolla de cabeza con azúcar y leche, hervir un poco y tomar tibio cada 2 ó 3 horas. Colocar una toalla grande, blanca y mojada en la pared cerca del enfermo.
Forúnculos o nacidos: Hervir 2 bolsitas de linaza en leche, aplicar e el nacido una bolsita y luego la otra hasta que se enfríe. Con esto se llama al nacido, repetir hasta que reciente. Se debe sacar la raíz del nacido para que no vuelva a salir. También se puede aplicar barro y cebolla rayada.
Ganglios inflamados: Colocarse cataplasma de cebolla rayada, Comer rábanos.
Gases: Tomar un pocillo tibiecito de anís estrellado después de las comidas.
Gastritis: Tomar un litro diario de agua hervida de manzanilla.
Golpes: Frotarse miel de abejas o cebolla de cabeza.
Gonorrea: Licuar una piña verde, tres claras de huevo y 60 gotas de aceite de canime, dejar al sereno tomar en ayunas.
Gripe: Para acelerar el proceso de curación se debe tomar agua hervida de toronjil con flor de mango.
JARABE que se prepara así: Sacar la pulpa del totumo y hervir. Aparte hervir bejuco de cadena, calaguala y almácigo. Unir las dos tomas y endulzar. Tomar una cucharada cada 3 horas.
Hemorragia uterina: Las pastillas de caléndula, son ideales. Las tomas de parietaria, bejuco de cadena y rosas blancas suelen tener un efecto muy positivo también.
Hígado, cólicos en el: Tomar diariamente medio vaso de jugo de naranja agria en ayunas. También es recomendable tomar agua hervida de boldo.
Insomnio: 1. Tomar agua hervida de toronjil, albahaca y hojas de naranja. 2. Licuar cebolla de cabeza y lechuga en leche con azúcar. Hervir 3 minutos y tomar al acostarse. Evitar tinto y gaseosas.
Labios, peladuras: Aplicarse aceite de canime. Otro remedio efectivo para estas molestias es coger uno o tres rebanadas de rábano, echarles miel de abejas y dejarlos al sol, para que se diluyan y luego sostenerlos en la boca.
Leche en la lactancia: Tomar agua hervida de grama con panela y anís estrellado.
Lengua, parálisis: Hacer gárgaras de agua tibia de paico ó hierbasanta.
Lepra: Echar la pulpa del tamarindo en vino sansón y tomar 3 copas al día. Tomar agua hervida de almizcillo. Cataplasma de barro en el estómago.
Verruga: Aplicar saliva con sal en ayunas, hasta que desaparezca.
Oídos, supuración en los: Zumo de verbena crudo, con aceite de canime, aplicar 3 gotas en el oído, cada dos días y cuando deje de supurar, cada 3 días.
Ojos, desinflamar: Colocarse dos rodajas de papa como si fueran gafas y acostarse 15 minutos.
Orina, putrefacción: Tomar el zumo de la verdolaga medio (1/2) vaso todas las mañanas. Debe abstenerse de relaciones sexuales.
Dificultad para orinar: Tomar agua hervida de cáscaras de mandarina con limoncillo.
Ovarios, dolores: Licuar remolacha con cebolla y tomar 3 veces al día. Si es alérgica a la cebolla utilizar el limón.
Paludismo: Agua hervida de boldo. Tomar un vaso cada hora. Cataplasma de barro en el vientre diario. Como alimento aconsejamos ojo de res, frijoles, lentejas, maíz, arvejas.
Palpitaciones: Hervir y tomar hierbabuena, pajarito y toronjil. Evitar el tinto, alcohol, iras, etc.
Paños blancos: Tomar miel de abejas con azufre, aplicarse en cada paño, azufre con limón, habrá una pequeña irritación pero es normal. Evitar cerdo y calentados.
Paños negros: Naranja agria con ruibarbo en polvo en agua azucarada. Tomar. La carne le hace daño.
Parásitos: En luna menguante, dar al niño tomas en ayunas y al acostarse, de agua hervida de llantén, paico o hierbasanta, ajenjo, pitamorreal y un limón cortado en cruz. Después de hervida se le echan tres ajos machacados.
Parásitos: Tomar una cucharadita de leche de papaya verde con leche y azúcar, tres veces al día. Collar de ajos en el cuello. Cataplasma de paico o hierbasanta en la frente y en el estómago.
Parto, dolor: Tomar agua de zarzamora u hojas de mora ó canela. Ellas producen dilatación en el útero.
Pecas y manchas en la cara: Colocar las cáscaras del ostión o de la ostra en una vasija de vidrio o de peltre, echarle el jugo puro de varios limones. Cuando se disuelvan, revolver y aplicar diario en las manchas y pecas.
Presión alta: Buena cantidad de ajos cortados en trocitos, en una botella de ron blanco o de caña, dejar 21 días, tomar 15 gotas 3 veces al día en agua. Otro remedio: Evitar licores, grasa, calentados, bebidas heladas. Comer sin sal. Evitar la ira. Masticar tres dientes de ajo con leche en ayunas. Tomar un litro diario de agua hervida de pajarito con toronjil y cola de caballo, Barro en el vientre y en la frente (para el dolor de cabeza). Pies en agua helada. Baño de asiento con agua helada.
Presión baja: Tomar agua con canela tibia. Jugo crudo de zanahoria con leche y una copa de brandy. Introducir los pies en agua tibia. Si es por anemia, ver anemia.
Próstata: Tomar agua de solito, tibia, cada 3 horas. Aplicar cataplasma de hojas de solito con amoníaco y sal de cocina.
Quemaduras: 1. Machacar cebolla en rama, echarle sal y aplicar en la quemadura. Cambiar cada vez que se seque. Calma el dolor, desinflama y cicatriza. 2. Aplicarse papa rayada. 3. Por dos partes de clara de huevo, una de aceite de oliva, batir y hacer un ungüento, aplicar 3 ó 4 veces al día. 4. A 4 cucharadas de agua de cal (donde se ha apagado cal viva) y 4 cucharadas de aceite de oliva, batir y aplicar. 5. Para quemaduras con agua caliente, aplicar cera virgen derretida, con aceite de oliva y 2 ´3 yemas de huevo. Aplicar.
Rajadura en los talones: Muela las pepas o almendras del aguacate y aplíquese en cataplasma. Tomar vitaminas E y A.
Raquitismo: 1. Depositar 10 huevos criollos enteros y en buen estado, sin que se rompan, en una vasija de vidrio y llenarlo con jugo puro de limón. No mover durante 15 días ya que si se rompe un huevo se pudre y se daña. A los 15 días licuar todo y echarle proporcionalmente, ron blanco o de caña. Dosis: 1 copa 3 veces al día. Si es muy fuerte, media capita. Este tratamiento repetirlo 3 veces. 2. Aceite de hígado de bacalao. 3. Yema de huevo criollo.
Reconstituyente: Tostar una libra de soya, una libra de cebada, una libra de trigo entero, cuatro onzas de ajonjolí y una libra de maíz cariaco. Moler y revolver todo. Por cada vaso de agua 2 cucharadas, hervir con dulce o sal. Tomar.
Riñones, problemas en: Tomar cola de caballo, grama, llantén, pitamorreal, limoncillo.
Sapitos en boca de los niños: Cogollos de sauco, dejar destilar una gomita que tienen y aplicar en la boca. También sirve el aceite de canime. Evitar Queso, huevo y sal.
Sinusitis: Inhalaciones de agua tibia de clavelín blanco o habano. Recuerde que los clavelines deben hecharse al agua cuando ésta ya ha sido bajada del fuego. También es muy bueno el zumo de remolacha en gotas en la nariz.
Tenia: Dos cucharadas de semilla cruda de calabaza con miel. A la hora, tomar una onza de aceite de ricino (adultos), los niños una o dos cucharadas. Defecar en lugar oscuro, sin ruido en un bacín con leche o agua tibia.
Tos, niños y mayores: Colgarse en el cuello una piedra pómez y en la noche arroparse el cuello con una toallita. Evitar las bebidas heladas.
Tosferina: Savia de guineo plátano, se limpia la raíz de tierra y se le hace un hoyo hacia abajo y ahí se almacena la savia. Achicar con una cuchara, y tomar una cucharada cada 3 horas con miel y limón. Baños de cocimiento de malva, eucalipto y anamú.
Úlceras: Lavarse con agua hervida de hojas de higuereta, luego colocarse una hoja de higuereta. Aplicar panela rayada, mojada con agua hervida d
e llantén.

Úlcera en el estómago: Tomar un litro diario de agua de panela hervida con llantén. Aplicarse cataplasma de barro en el vientre por 90 noches. Evitar bebidas heladas, comidas muy calientes, tinto, cerdo, alcohol, cigarrillo, calentados, condimentos, fritos y pastillas que afecten el estómago. Evite la ira.
Vómito: Para esto, sirve Agua hervida de cogollos y hojas de naranjo y hierbabuena. Tomar una taza cada 3 horas. Tomar agua hervida de raíz de topotoropo cortada en cruz.
Vómito por gastritis o úlcera: Tomar zumo crudo de 3 papas, 3 ó 4 veces al día.

EL MATE, BUEN GUERRERO contra el estrés oxidativo de enfermedades como aterosclerosis, mal de Parkinson, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio, Alzheimer y el sindrome de fatíga crónica. Leer nota completa acá.

Anuncios

4 comentarios en “Remedios caseros y naturales para varias dolencias, recetas de la abuela

  1. buenos remedios, llevaré a cabo los de la gastritis, gracias, te envío uno para los gases, en un vaso con agua, exprimir un limón, echarle una mitad de cuchara de sal y otra de azúcar, mover y listo para tomar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s