Uruguayos buscan los males del cerebro

Cudim suma resonador único en la región

Pondrá en funcionamiento un resonador magnético de tres teslas, tras intensos contactos con el gobierno. Será el único en la región y profundizará las investigaciones en el cerebro.

Henry Engler quiere situar al Cudim con presencia internacional.

En octubre el director del Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (Cudim), Henry Engler, había pintado un panorama dramático. Sin embargo, confirmó a El País que finalmente se consiguieron los fondos necesarios para adquirir este equipamiento.

Para comprar esta máquina contaban con un millón de dólares que llegarían a través de la ANII, de cuya dirección “recibieron “todas las señales para realizar este negocio”. Sin embargo, los plazos vencieron, el dinero no había llegado y el Cudim ya había firmado un contrato para adquirir el costoso aparato, que en total demandará unos tres millones de dólares (dos del resonador y uno más en la construcción).

Engler mantuvo desde ese momento contactos con el gobierno. Finalmente, el Ministerio de Economía -que el año pasado lo había ayudado con una deuda en el BROU- facilitó los fondos y se pudo acceder a esta tecnología.

Las obras para instalar el resonador comenzaron el pasado jueves y se espera que entre julio y agosto esté en funcionamiento. No solamente será el primer resonador con estas características en Uruguay, sino que deja al Cudim como referente en la región. “Nos posiciona como el centro más completo porque esa resonadora la podemos combinar con el PET (tomografía por emisión de positrones) y nos da una gran ventaja”, dijo Engler. “El resonador es muy bueno en las enfermedades del cerebro. Es eficiente desde enfermedades de la médula espinal, la próstata, para todo lo que es cuello, cara y boca”, aseguró. La construcción prevé que esta nueva tecnología se combine con la ya existente en el Cudim.

Planes. Engler dijo que hasta el momento el centro de había focalizado sus acciones en el aspecto clínico y los pacientes, pero que a partir de este año se hará foco en la investigación y formación de profesionales.

Se pretende “internacionalizar” el centro, dar a conocer las investigaciones realizadas y ubicarlo en el ojo público de la ciencia. En principio tienen previsto un viaje a Dinamarca.

El centro, además, es pionero en la región en la utilización de Oxígeno-15, con el cual se puede hacer agua radiactiva “para estudiar el flujo de sangre que está dentro del músculo del corazón”. Se está incursionando en el cáncer de próstata y mama. Además, se estudian los beneficios de un componente del vino para los pacientes con Alzehimer. “Vamos a presentar los estudios preliminares. Luego vamos a estar en condiciones de presentar el final y marcar una presencia internacional, que es lo que nos falta”, aseguró.

También se realizan estudios para detectar el área del habla en el cerebro ante la presencia de tumores. “Creo que debe ser el único país del mundo en donde este estudio no sale un centavo para los pacientes”, dijo. Para todo paciente uruguayo los exámenes clínicos realizados en el Cudim son totalmente gratuitos. Incluso tienen una política abierta con Argentina y Brasil, desde donde llegan pacientes que abonan los estudios más baratos que en sus países y acceden a otros en los que Uruguay es pionero.

Además, el Cudim forma a profesionales extranjeros. Y, según Engler, la Universidad Pontificia de Río grande del sur creó un centro a imagen y semejanza del Cudim.

Polémica.Engler afirmó que finalmente pudo dirimir la polémica con el Fondo Nacional de Recursos (FNR) que se había iniciado meses atrás. El Cudim duplicó la cantidad de exámenes realizados (actualmente unos 300 mensuales) y el FNR no estaba abonando la diferencia. “Ellos vieron que no era posible seguir trabajando de esa manera y nos compensan los estudios. Quedamos muy bien”, aseguró.

Sin embargo, hay estudios -como los relacionados con el alzheimer- que el FNR no cubre y el Cudim igualmente los realiza. “Todos los exámenes que nosotros consideramos que hay que hacer porque pueden ayudar, los hacemos. Independientemente si nos cubren ese examen o no.”, afirmó.

Otra diferencia surge entorno a las enfermedades raras, que el FNR no cubre. “Habría que crear un mecanismo más fácil para algunas enfermedades raras”, aseguró. Actualmente se maneja con un panel de expertos en el exterior.

Engler quiere a los Suárez de la ciencia

La intención de Henry Engler, director del Cudim, es hacerse prescindible y en dos años dar un paso al costado para servir de soporte. “Tengo que hacer que si estoy o no estoy esto camine. Con su estrategia y todo. Creo que estamos bien encaminados. Se necesita un esfuercito más. Yo estoy con esta meta continuamente”, afirmó. Su principal preocupación es la formación de científicos. Por eso, gran parte de los fondos actuales tendrán este destino. “Tenemos que tener nuestros Cavanis, Forlanes y Suárez de la ciencia”, aseguró. “(El Cudim) es una Ferrari que no se puede quedar sin nafta para competir internacionalmente”. En este sentido, el Cudim se asoció con el Parque Científico Tecnológico de Pando, el Instituto Pasteur, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable para crear un Consorcio de Innovación, que todavía no puso sus actividades en marcha.

CIENCIA2

INVESTIGACIÓN: terapia contra el alzhéimer

En 2013 el CUDIM buscó dejar una huella en la comunidad científica internacional. Para eso irá detrás de sustancia

Un día Henry Engler recibió a Mario Carrero en el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (CUDIM) y lo invitó a recorrer las instalaciones. Parado delante de uno de los complejos equipos que forman parte del centro y mientras escuchaba cómo funcionaba, Carrero lo miró y le dijo: “Esto es más difícil que envolver un triciclo”.s presentes en el cerebro de pacientes con enfermedades severas. Una vez halladas podrían dar paso a tratamientos.

La anécdota fue narrada por el director del CUDIM en momentos en que la autora de esta nota se encontraba en el lugar del músico uruguayo, poniendo toda su atención para comprender el funcionamiento de su equipamiento.

“Esto es como la magia. Una partícula choca con otra y sale un rayo de luz… todo sin que se vea, es mágico”, dice con humor Henry Engler, doctor en Ciencias, reconocido a nivel internacional por sus trabajos en Medicina Nuclear.

El CUDIM completó dos años de funcionamiento detectando enfermedades complejas como el cáncer o el alzhéimer con una tecnología que se basa, justamente, en registrar la imagen que se obtiene cuando chocan partículas.

“Tenemos una partícula positiva, que es un positrón, y una negativa que es el electrón”, ilustra el científico. “Son opuestos y cuando chocan sale luz. Nosotros la detectamos”.

Cuando se va a realizar un examen con la técnica PET (Tomografía por emisión de positrones) el paciente recibe una inyección de una sustancia que larga positrones. La sustancia se distribuye por el organismo y hay zonas en las que se concentra más.

“El azúcar es la sustancia que más utilizamos porque el tumor capta mucha azúcar”, cuenta el director del CUDIM. ¿Cómo se relaciona el azúcar con los positrones? Llega acompañada de ellos y cuando se acumula choca con electrones. En la medida en que los técnicos ven más luz es porque hay más sustancia acumulada. Esa luz ayuda a detectar, por ejemplo, tumores.

Este proceso está detrás de la mayoría de los estudios que lleva adelante el CUDIM y de muchos de los proyectos planteados para este año. Superados los 4.000 exámenes realizados, dijo Engler, es tiempo de dejar una huella en la ciencia internacional.

Cómo llegar

Cómo llegar

EL VINO Y EL CEREBRO

Una de las líneas de investigación para este año será explorar la acción de un compuesto presente en el vino. En concreto, estudiarán el efecto del resveratrol, un suplemento dietético señalado como favorable para combatir las placas que se forman en el cerebro de los pacientes con alzhéimer.

Para estudiar su efecto, el equipo utilizará una sustancia que Engler descubrió (el PIB) y que permite observar en colores dónde están las placas tóxicas. “Vamos a reunir unos 20 pacientes, los trataremos con esta sustancia y veremos si cambia la toxina en el cerebro”, contó el especialista.

Pero así como esta enfermedad tiene compuestos específicos hay otras patologías que tienen sus propias sustancias. Descubrirlas todas y diferenciarlas para identificar a tiempo de qué enfermedad se trata es otra de las metas que el CUDIM tiene para el 2013.

“En esta aventura de encontrar lo que es característico, lo que es malo de cada una, se abre la posibilidad de nuevos tratamientos”, señaló Engler. Una vez que puedan hallarlas podrán trabajar en cómo evitar que se produzcan e intentar eliminarlas.

Algo similar es lo que buscarán hacer con el cáncer de próstata. Si bien hoy son capaces de detectarlo, los científicos uruguayos buscan hallar sustancias concretas que den cuenta indefectiblemente de la presencia del tumor. Esto mejoraría el diagnóstico, algo que el director del CUDIM lamentó aún deja mucho que desear.

Otro de sus objetivos para este año será combinar la tecnología disponible en el Hospital de Clínicas y el CUDIM para mejorar la ubicación y el tratamiento de focos de epilepsia, especialmente cuando se presentan en los niños.

Y el corazón también estará en la agenda. Los investigadores administrarán una variante radiactiva del oxígeno para detectar las zonas que están siendo mal irrigadas y corren riesgo de enfermarse.

El vínculo del CUDIM con la ciencia internacional tendrá el mes entrante un capítulo a destacar. Del 3 al 5 de abril expertos de Estados Unidos, China, Japón, Holanda, Suecia e Israel, entre otros, participarán de la Segunda Conferencia Internacional sobre Imagenología Molecular. Por primera vez será en Uruguay, en la Torre de las Comunicaciones de Antel.

Uno de sus equipos estrella es el ciclotrón, una estructura de forma rectangular donde se producen las sustancias radiactivas que luego dan lugar a las sustancias utilizadas en el diagnóstico de enfermedades.

TECNOLOGÍA DE AVANZADA

Técnicas como en los países desarrollados

El CUDIM utiliza tecnología que está presente en pocos países del mundo. El objetivo de este año es adquirir un resonador que combina resonancias magnéticas y estudios de PET, con los que podrán hallar tumores de alta complejidad.

ACTIVIDADES:

  1. Diagnóstico: exámenes clínicos a pacientes con cobertura de salud pública y privada fundamentalmente en las áreas de oncología y neurología.
  2. Capacitación: a fin de promover el perfeccionamiento docente, profesional y técnico.
  3. Investigación clínica y biomédica: evolución del impacto del ciclotrón-PET en diversas patologías y en la evaluación de nuevas drogas en investigación y desarrollo.

EL CICLOTRÓN

Engler explicó que es un acelerador de partículas que forma radioisótopos, los que hacen posible identificar y realizar el seguimiento de diferentes sustancias en el organismo del paciente. La distribución de esas sustancias puede observarse a través de un tomógrafo. Esta técnica, denominada PET, permite obtener una imagen anatómica y fisiológica de cómo funciona el organismo. Los equipos PET realizan tomografías por emisión de positrones.

El ciclotrón permitirá ampliar en forma significativa la cantidad de exámenes y además, efectuar algunos que aún no se practican en Sudamérica.

Por su parte,  Engler mantiene un contacto permanente con el equipo de profesionales que trabajan en el CUDIM y con los casos clínicos que allí se abordan. Este intercambio fluido se ve enriquecido con la participación, desde Suecia,  de expertos reconocidos a  nivel mundial.

CUDIM realiza diagnósticos mediante la detección del tumor en el cuerpo del paciente y a partir de los mismos, el médico tratante decide si se opera o no, si se le da o no irradiación, o quimioterapia.

En una próxima etapa,  no se descarta el tratamiento más puntual de los tumores, o la detección, por ejemplo, de la aparición del Alzheimer con suficiente antelación, como para que el paciente inicie un tratamiento antes de que la enfermedad esté desarrollada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s